sábado, 11 de septiembre de 2010

ESA COSA LLAMADA MODERNIDAD

ESA COSA LLAMADA MODERNIDAD. Claudio Caveri

Un europeo dijo:

“Pues ocurre por el momento, que sin que pueda aún prever un plazo, mi discurso lejos de determinar el lugar desde el que habla, esquiva el suelo sobre que podría apoyarse
Michel Foucault

…y me viene a la memoria la pedagogía de Juan de Mairena: "Huid de los escenarios, púlpitos,plataformas y pedestales. Nunca perdáis contacto con el suelo; porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura”.

Si miramos desde aquí la teoría de sistemas y su drástica distinción entre sistema y entorno, ubicando al hombre en el entorno del sistema, sentimos que se olvida de algo fundamental.

El ser viviente no sólo tiene entorno, sino que su situación es más compleja, tiene un sitio y un lugar y de esto el sistema dominante y su arquitectura lo han olvidado. "Echar raíces, quizás sea la necesidad más importante e ignorada del alma humana”, decía Simone Weil.
Es lo que hace decir a Moffatt:"Que la apropiación del espacio tiene una base animal,es la apropiación del mundo -como mar o campo de la realidad-, de un sector del entorno para la comida y la cría que se llama territorialidad':
Todo esto nos trasmite algo muy simple, que nuestra vida no es sólo lo que emerge del suelo y toma distancia y se interna en lo universal,sino que necesariamente es también lo que está sumergido en ese suelo.
Nos dice que estamos obligados a ser, pero sin dejar nuestro humilde arraigo en el estar y afirma que la soberbia es la fuga y el desprecio de la raíz, pero también que la dejadez y pasividad es la negación de vivir.
El suelo supone la tierra, ese lugar de lo muerto y de la vida, ese lugar contaminado, oscuro, común y no visible, pero fértil y creador de vida. Entonces no sólo entorno sino lugar y sitio. Lugar de vida y situación temporal.
Ya es hora de dejar atrás la experiencia narcisista europea, que quiso ver con los ojos de Dios y nos arrojó, a todos los que logró dominar,en la desterritorialización y los no lugares.
En síntesis:
Toda cultura supone un suelo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.